Como cada poco tiempo, WordPress efectúa una actualización de las denominadas “de mantenimiento” en la que se corrigen bugs y errores varios y se realizan algunas pequeñas optimizaciones. El anuncio oficial en castellano nos lo concreta algo más:

Esta versión contiene 47 arreglos de parches y mejoras, siendo las principales una incompatibilidad entre la próxima versión de Chrome y el editor visual, inconsistencias en la gestión de medios y algunas mejoras más en la REST API. Para ver una lista completa de los cambios consulta las notas de la versión y la lista de cambios.

Como siempre, es recomendable actualizar lo antes posible para evitar tener una instalación de WP vulnerable. La recomendación para realizarlo es sencilla, haz una copia de seguridad tanto de ficheros como de la base de datos y realiza la actualización desde el panel de administración de tu WP.

La gente de Webempresa ha colocado un buen vídeo tutorial en Youtube explicando el proceso: