Periódico Diagonal

Diagonal es un periodico de información alternativa

+ info www.diagonalperiodico.net

Secciones

RSS .:. Sindicación

Feed Icon
Google
Delicious
Yahoo!
Bloglines
Newsgator
Feedster
MultiRSS
rMail
RSSFwd
Monitor This

Recibir en tu email

Introduce tu dirección de email

Cortesía de FeedBurner

Antimilitarismo

Amy Goodman: Edward Snowden y el programa de espionaje inconstitucional de Estados Unidos

Edward Snowden admitió públicamente esta semana ser el responsable de lo que podría ser la filtración más importante de documentos secretos del gobierno en la historia de Estados Unidos. El ex funcionario de la CIA y analista de la empresa privada de consultoría de inteligencia Booz Allen Hamilton habló en Hong Kong con Glenn Greenwald, del periódico The Guardian, con la cineasta independiente Laura Poitras y con Barton Gellman, del Washington Post. Snowden les proporcionó pruebas fehacientes de que el gobierno de Estados Unidos, principalmente a través de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), está llevando a cabo un amplio programa de vigilancia y espionaje a nivel mundial y, lo que es quizá más controvertido, de prácticamente todos los ciudadanos estadounidenses, por fuera de las atribuciones constitucionales.

La condena mundial a Snowden ha sido implacable y no se hizo esperar. Jeffrey Toobin, especialista en asuntos jurídicos, rápidamente publicó en su blog que Snowden es “un gran narcisista que debería estar preso”. Los columnistas del New York Times se sumaron. Thomas Friedman escribió: “No creo que Edward Snowden, el responsable de haber filtrado todo este material secreto, sea un informante heroico”. Su compañero David Brooks realizó un psicoanálisis especultativo de Snowden, al opinar: “A pesar de que, obviamente, es muy inteligente, no le fue muy bien en la secundaria ni en la Universidad”, escribió Brooks.

La trayectoria educativa de Snowden llamó especialmente la atención de los políticos. En una reciente audiencia del Comité de Asignaciones del Senado, varios senadores, entre ellos el senador progresista del Partido Demócrata Dick Durbin, de Illinois, interrogaron en un tono extremadamente amable al Director de la NSA, el General Keith Alexander, y a otros funcionarios. Los senadores se hicieron eco de la incredulidad planteada por Brooks en cuanto a que alguien que ni siquiera terminó formalmente la escuela secundaria pudiera engañar a todo el aparato de inteligencia de Estados Unidos. El general Alexander confesó: “En el ambiente de la informática, en el ambiente cibernético, los tipos como él tienen tremenda capacidad para manejar las redes. Ese era su trabajo en gran medida. Administraba los sistemas informáticos dentro de esas redes desde 2009 o 2010. Tenía grandes capacidades en esa área, pero no servía para otras cosas. Tenemos que analizar los diferentes procesos, la vigilancia de esos procesos y determinar en qué fallaron”.

El legendario informante Daniel Ellsberg respondió a las críticas contra Snowden: “En mi opinión, no ha habido en la historia de Estados Unidos una filtración tan importante como la publicación de Edward Snowden del material de la NSA, ni siquiera mi filtración de los documentos del Pentágono hace 40 años. La filtración de Snowden nos da la posibilidad de recuperar una parte fundamental de lo que ha significado un ‘golpe del Poder Ejecutivo’ contra la Constitución de Estados Unidos”, escribió Ellsberg.

La histórica filtración de Snowden reveló lo que él denomina una “arquitectura de la opresión”: una serie de programas de vigilancia ultrasecretos que van más allá de lo que ha sido conocido públicamente hasta la fecha. El primer documento revelado fue una orden del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera de Estados Unidos que solicitaba a una sección de la empresa de telefonía Verizon que entregara “todos los registros detallados de las llamadas telefónicas” de sus clientes realizadas desde Estados Unidos hacia el extranjero y de las llamadas dentro de Estados Unidos, incluso las llamadas locales. Otro de los documentos era una presentación de diapositivas que revelaba un programa conocido como “PRISM”, que supuestamente autoriza a la NSA a tener acceso no autorizado a todos los datos privados almacenados en los servidores de grandes empresas de Internet como Microsoft, AOL, Skype, Google, Apple y Facebook. Esto incluye los correos electrónicos, los chats, las fotografías y la transferencia de archivos, entre otros.

Snowden también hizo pública la Directiva política presidencial número 20, un memorando ultrasecreto del Presidente Barack Obama que ordena a las agencias de inteligencia de Estados Unidos a hacer una lista de blancos de ataques cibernéticos de Estados Unidos. Finalmente, publicó pruebas del programa denominado “Boundless Informant” (Informante sin fronteras), que crea un mapa que detalla los países de donde provienen los 97.000 millones de registros electrónicos interceptados y recopilados por la NSA en marzo de 2013. Entre los principales blancos del plan de espionaje se encuentran Irán, Pakistán, Egipto y Jordania. El mapa filtrado utiliza los colores rojo, amarillo y verde para clasificar a los países según el nivel de comunicaciones interceptadas. En marzo del año pasado, Estados Unidos aparecía en el mapa con color amarillo, lo que significa que laNSA interceptó alrededor de 2.900 millones de comunicaciones dentro del país.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) entabló una demanda inmediatamente después de que se revelaran los programas, alegando que la “práctica es similar a robar la libreta de teléfonos de todos los estadounidenses, con anotaciones que detallan con quiénes hemos hablado, cuándo, durante cuánto tiempo y desde dónde. Esta práctica le da al gobierno un amplio registro de nuestras asociaciones y movimientos públicos y le revela una gran cantidad de detalles sobre nuestra vida familiar, política, profesional, religiosa e íntima”, sostuvo laACLU.

El abogado de la ACLU, Alex Abdo, afirmó: “En virtud de este programa, las agencias de inteligencia espían una gran cantidad de información sin precedentes. Están literalmente rastreando cada llamada que se realiza en el país y la Constitución simplemente no permite al gobierno hacer eso. Si el gobierno tiene motivos para pensar que un determinado ciudadano estadounidense es sospechoso de cometer un delito, entonces debería perseguir a esa persona para que sea investigada o vigilada, pero no debería vigilar en forma indiscriminada las llamadas de millones de estadounidenses inocentes”.

En este preciso momento, Edward Snowden está oculto. Supuestamente aún está en Hong Kong, donde le dijo al periódico South China Morning Post: “No estoy aquí para ocultarme de la justicia, estoy aquí para denunciar la delincuencia”. En la entrevista con Greenwald y Poitras, Snowden habló de sus motivos para realizar las filtraciones: “Desde mi escritorio tenía el poder de escuchar las conversaciones de todo el mundo, desde ustedes o su contador, hasta un juez federal o incluso el Presidente si tuviera su correo electrónico personal. …No nos corresponde a nosotros decidir sobre estas cosas. Es la población la que debe decidir si estos programas y políticas son correctos”.

Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

© 2013 Amy Goodman

Texto en inglés traducido por Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman: Las lecciones de Guernica 75 años después

Hace setenta y cinco años la ciudad española de Guernica fue bombardeada y quedó reducida a escombros. Este acto brutal inspiró a uno de los más grandes artistas del mundo a realizar una pintura a la que dedicó tres semanas de trabajo frenético. En un óleo de 3,50 × 7,80 metros, el “Guernica” de Pablo Picasso muestra en forma cruda los horrores de la guerra, reflejados en los rostros de las personas y los animales. No resultó ser el peor ataque de la Guerra Civil española, pero se convirtió en el más famoso gracias al poder del arte. El impacto de las miles de bombas lanzadas sobre Guernica, del fuego de las metralletas disparadas desde las aeronaves contra los civiles que intentaban huir del infierno se pueden sentir aún hoy en los sobrevivientes que comparten con entusiasmo sus recuerdos vívidos y también en los jóvenes de Guernica, que luchan por forjar un futuro para su ciudad alejado de su dolorosa historia.

La Legión Cóndor de la Luftwaffe (la Fuerza Área alemana durante la Alemania nazi) realizó el bombardeo a pedido del General Francisco Franco, que encabezaba una rebelión militar contra el gobierno democráticamente electo de España. Franco procuró la ayuda de Adolf Hitler y de Benito Mussolini, que estaban muy entusiasmados con poner en práctica las técnicas de guerra modernas contra los indefensos ciudadanos españoles. El ataque contra Guernica fue la primera vez en la historia europea que una ciudad civil fue destruida por completo mediante un bombardeo aéreo. Si bien las casas y las tiendas fueron destruidas, varias fábricas de armas, un puente de importancia clave y las líneas ferroviarias quedaron intactos.

Activo y lúcido a los 89 años de edad, Luis Iriondo Aurtenetxea se sentó junto a mí en la oficina de la organización Gernika Gogoratuz, que en vasco significa “Recordar a Guernica”. El vasco es un idioma antiguo y un elemento fundamental de la férrea independencia del pueblo vasco, que ha vivido durante miles de años en la región fronteriza entre España y Francia.

Cuando Guernica fue bombardeada Luis tenía 14 años y trabajaba como asistente en un banco local. Era día de mercado, por lo que todo el mundo estaba en la cuidad, la plaza del mercado estaba repleta de gente y de animales. El bombardeo comenzó a las 16.30 horas del 26 de abril de 1937. Luis recuerda: “No terminaba nunca. El bombardeo seguía y seguía así. Hasta tres horas y media de bombardeo. Cuando terminó, salí del refugio y todo el pueblo estaba ardiendo, todo era fuego”.

Luis y otras personas huyeron hacia al pueblo vecino de Lumo, en la cima de la colina, desde donde al caer la noche vieron cómo su ciudad natal se quemaba y sus hogares eran destruidos por las llamas. Les dieron un lugar donde dormir en un granero. Luis continuó: “A media noche, no sé qué hora era porque no tenía reloj yo entonces... pero me despertó algo. Y oí que me llamaban. Y me asomé a la puerta de la cuadra, que daba a la plaza, y vi la silueta de mi madre. Al fondo se veía Guernica todo ardiendo y con la luz aquella le vi a ella. Era mi madre, que había encontrado a los demás hijos, éramos cuatro hermanos, pero le faltaba yo”. Luis y su familia fueron refugiados de guerra durante muchos años y finalmente regresaron a Guernica donde, al igual que Picasso en París, Luis vive y trabaja como pintor.

Luis me llevó a su estudio, que tiene las paredes cubiertas de pinturas. La que más se destaca es la que hizo sobre aquel momento en Lumo, cuando su madre lo encontró. Le pregunté como se sintió en ese momento. Se le llenaron los ojos de lágrimas. Pidió disculpas y dijo que no podía hablar de eso. A unas cuadras del estudio de Luis se encuentra una de las fábrica de armas que se salvó de la destrucción: una planta donde se fabricaban armas químicas y pistolas, denominado edificio Astra. Aunque Astra se mudó, la empresa de armas continúa teniendo vínculos con la ciudad, ya que varias de sus armas automáticas llevan el nombre de “Guernica” y, según indica la empresa, están “diseñadas por guerreros, para guerreros”.

Hace algunos años, un grupo de jóvenes ocupó la planta abandonada para exigir que fuera transformada en un centro cultural. Oier Plaza es un joven activista de Guernica. De pie junto a la planta, me dijo: “En un principio, la policía nos expulsó, pero la volvimos a ocupar. Finalmente, la alcaldía compró el edificio, luego comenzamos este proceso de recuperar el edificio para crear el proyecto Astra”.

El objetivo del proyecto Astra es convertir esta fábrica de armas en un centro cultural donde se dicten cursos de arte, video y medios audiovisuales en general. “Creo que debemos mirar el pasado para poder comprender el presente, y si entendemos el presente podremos crear un futuro mejor. Y creo que Astra es parte de ese proceso: forma parte del pasado, del presente y del futuro de esta ciudad”.

Desde el “Guernica” de Picasso al autoretrato de Luis Iriondo Aurtenetxa junto a su madre, pasando por la iniciativa de Oier Plaza y sus jóvenes amigos, el poder del arte de convertir espadas en arados y de resistir a la guerra se renueva constantemente.


Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.

© 2012 Amy Goodman

Texto en inglés traducido por Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman: Controles de seguridad en los aeropuertos, inseguridad para nuestra salud

Esta semana, el terror sacudió el cielo de Texas, solo que esta vez no fue provocado por un terrorista sino por un piloto: nada más y nada menos que un piloto certificado por la Administración Federal de Aviación. El capitán de JetBlue Airways Caly Obson piloteaba el vuelo 191 que se dirigía del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, en Nueva York, hacia Las Vegas. Cuando el avión ya se encontraba en el aire, Obson comenzó a correr de un lado al otro del pasillo al tiempo que, según el testimonio de varios pasajeros y las imágenes tomadas con teléfonos celulares, despotricaba acerca de Irak, Israel, al-Qaeda y ataques con bombas, les pedía a los pasajeros que rezaran y gritaba: “todos vamos a morir”. Un piloto que se encontraba entre el pasaje ayudó al co-piloto a hacer un aterrizaje de emergencia mientras los pasajeros y la tripulación reducían a Obson, que ha trabajado en JetBlue casi desde la fundación de la aerolínea. Tras el aterrizaje, Obson fue trasladado al hospital y suspendido de sus tareas con licencia remunerada. Más tarde se presentó una acusación penal en su contra por interferir con la tripulación del vuelo.

Este incidente basta para provocarle miedo a volar a cualquiera. Sin embargo, tan solo llegar hasta el avión hoy en día puede representar un riesgo aún mayor para la salud que el vuelo en sí mismo.

Las nuevas tecnologías de control de seguridad en los aeropuertos —principalmente los escáneres de retrodispersión de rayos X— son cada vez más resistidas. El uso de este tipo de escáneres está siendo cuestionado tanto debido a su eficacia como a preocupaciones de que la exposición a la radiación puede provocar cáncer. A esta preocupación sobre la salud se agrega la naturaleza gráfica de las imágenes captadas, básicamente fotos que muestran desnudas a cada una de las personas que pasa a través de la máquina, y la naturaleza agresiva (y para algunos humillante) de la alternativa al escáner: el “cacheo pormenorizado” realizado por un funcionario de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés).

Algunas reflexiones sobre la agresión de la OTAN a Libia


 

En estas fechas estamos viviendo una nueva agresión imperialista contra un país que, casualmente, tiene unas ingentes reservas de petroleo y gas natural. No, no es Irak ni Afganistán, esta vez se trata de la Libia de Muamar el Gadafi. Para entender más el pasado de Libia, su forma de gobierno, el papel de Gadafi, sus excelentes relaciones, hasta hace 4 días, con occidente, tendríamos que hacer un curso que bien podría titularse "Como nos da igual lo que haga un dictador siempre que sea nuestro dictador".

 Yo creo que pocos ponen en duda la represión que contra partes de su propio pueblo ha llevado y está llevando a cabo el regimen que dirige, pero hay algunos datos curiosos a tener en cuenta:

-No hay demasiada difererencia con las situaciones que se están viviendo en Costa de Marfil, Barein, Palestina o El Sahara. Estas dos últimas con situaciones cercanas al genocidio, avalados y permitidas por la ONU, EEUU y Europa, sin ningún tipo de problema.

-¿Qué sabemos de "los rebeldes" libios? Miembros de alqaeda, antiguos mandos militares del ejercito de Gadafi, mercenarios de diversas procedencias, lideres tribales de dudoso pasado y brutal connivencia con Gadafi hasta hace 4 días ... Parece ser que nadie sabe a ciencia cierta a quien están apoyando los gobiernos europeos y el patrón USA. Eso si, se nos habla de los mercenarios de Gadafi sin ningún tipo de duda. Yo las tengo todas en ambos lados.

- El Vaticano (entidad nada sospechosa de ser progresista, de izquierdas o incluiso antiimperialista) ha denunciado más de 40 muertes de civiles durante los brutales bombardeos de la OTAN  a la capital Tripoli.

Mientras tanto se va perfilando que el mandato de la ONU (que no incluía quitar del poder a Gaddafi) se va a incumplir, se arma, se mandan asesores militares a los "rebeldes", se saca el petroleo de las zonas liberadas....para financiar la guerra, más y mejores armas.

La historia se repite una vez más...

Amy Goodman: Una advertencia al mundo

Al describir la devastación en una ciudad de Japón, un periodista escribió: "Parece como si una aplanadora gigante hubiera pasado por encima y arrasado con todo lo que allí existía. Escribo estos hechos...como una advertencia al mundo". El periodista era Wilfred Burchett, que escribía desde Hiroshima, Japón el 5 de septiembre de 1945. Burchett fue el primer periodista de Occidente en llegar a Hiroshima luego de que allí se lanzara la bomba atómica. Informó acerca de una extraña enfermedad que seguía matando a la gente, incluso un mes después de ese primer y letal uso de armas nucleares contra seres humanos. Sus palabras podrían perfectamente estar describiendo las escenas de aniquilación que acaban de tener lugar en el noreste de Japón. Debido al empeoramiento de la catástrofe en la central nuclear de Fukushima, su grave advertencia al mundo sigue estando hoy más que vigente. 

El desastre se profundiza en el complejo nuclear de Fukushima tras el mayor terremoto en la historia de Japón y el tsunami que lo sucedió, que dejó miles de muertos. Las explosiones en los rectores número 1 y número 3 liberaron radiación a un nivel tal que fue medida por un buque de la Armada estadounidense desde una distancia de 160 kilómetros, lo que obligó al buque a alejarse de la costa. Una tercera explosión sucedió en el reactor número 2, provocando que muchos especularan que el contenedor primario, donde se mantiene el uranio sometido a fisión nuclear y que es de vital importancia, se había dañado. Poco después se incendió el reactor número 4, a pesar de que no estaba funcionando cuando el terremoto azotó el país. Cada reactor también ha tenido que utilizar el combustible nuclear almacenado en su interior, y ese combustible puede provocar grandes incendios, liberando más radiación al aire. Todos los sistemas de enfriamiento fallaron, así como también los sistemas de seguridad adicionales, y una pequeña delegación de valientes trabajadores permanece en el lugar, a pesar de la peligrosa radiación, que podría ser letal, tratando de bombear agua del mar a las estructuras dañadas para enfriar el combustible radiactivo.

El Presidente Barack Obama asumió la iniciativa de liderar un "renacimiento nuclear" y propuso nuevas garantías de préstamos federales por 36.000 millones de dólares para promover el interés de las empresas de energía en la construcción de nuevas plantas nucleares (lo que se suma a los 18.500 millones de dólares que habían sido aprobados durante el gobierno de George W. Bush). La primera empresa de energía que esperaba recibir esta dádiva pública fue Southern Company, por dos reactores anunciados para Georgia. La última vez que se autorizó y logró llevarse a cabo la construcción de una nueva planta de energía nuclear en Estados Unidos fue en 1973, cuando Obama estaba en séptimo grado en la Escuela Punahou en Honolulu. El desastre de Three Mile Island en 1979 y el de Chernobil en 1986 efectivamente clausuraron la posibilidad de avanzar en nuevos proyectos de energía nuclear con objetivos comerciales en Estados Unidos. Sin embargo, este país sigue siendo el mayor productor de energía nuclear comercial en el mundo. Las 104 plantas nucleares habilitadas son viejas, y se acercan al fin de su vida útil originalmente proyectada. Los propietarios de las plantas están solicitando al gobierno federal extender sus licencias para operar.

Isabel Celaá acude al desfile del ejercito español en Madrid este 12 de octubre...

Code Pink, un portal de mujeres activistas contra la guerra

Cabecera de la web de Code Pink

Con uno de esos diseños que no dejan indiferentes a nadie nos recibe Code Pink - Women for peace, un portal de un grupo de activistas contra la guerra de EEUU. A través de Democracy Now y otros medios progresistas me han llegado sus referencias y tras hacerles una visita virtual llaman la atención con el elaborado portal que han desarrollado, el uso inteligente de los servicios web y la cantidad de información que se puede encontrar, principalmente sobre las ocupaciones yankis en Irak y Afganistán.

La sección de peliculas y documentales no tiene desperdicio, desde piezas comerciales a alternativas son recomendadas y explicadas con sumo gusto.

Un buen ejemplo de espacio militante  en USA contra la(s) guerra(s) promovidas por sus gobiernos.

Web: www.codepink4peace.org

Amy Goodman: Homicidio colateral en Irak

Esta semana se publicó un video de las fuerzas armadas estadounidenses que muestra una matanza indiscriminada de civiles en Bagdad. La organización de noticias sin fines de lucro WikiLeaks obtuvo el video y lo publicó en Internet. Las imágenes fueron capturadas el 12 de julio de 2007 por un helicóptero de combate estadounidense Apache, e incluye un audio de las transmisiones de radio de las fuerzas armadas.

Dos empleados de Reuters –un fotógrafo y su chofer- murieron en el ataque junto con al menos otras ocho personas, mientras que dos niños resultaron heridos. Las transmisiones de radio muestran no solo la total insensibilidad de los soldados, que se ríen y profieren insultos mientras matan, sino también el estricto procedimiento que siguen, mediante el que se aseguran que todos los ataques están claramente autorizados por su cadena de mando. El video filtrado es una imagen cruda de lo común que se ha vuelto matar civiles, y es un duro recordatorio de lo necesario que es el periodismo, y lo peligroso que se ha vuelto practicarlo.

Luego de que el fotógrafo Namir Noor-Eldeen, de 22 años, y su chofer, Saeed Chmagh, de 40, fueron asesinados, Reuters exigió una investigación completa. Si bien era muy joven, Noor-Eldeen había sido descrito por sus colegas como uno de los más destacados reporteros gráficos de guerra en Irak. Chmagh tenía cuatro hijos.

El video muestra a un grupo de hombres en una calle destruida de Bagdad guiando a los dos empleados de Reuters a un edificio cercano. Se ve que Noor-Eldeen y Chmagh llevan cada uno una cámara con teleobjetivo colgada al hombro. A continuación se escucha el audio de la transmisión del soldado estadounidense que está en el helicóptero, describiendo lo que ve desde arriba: “Hay cuatro que siguen caminando y uno tiene un arma”.

Se escuchan muchas más conversaciones entre los dos helicópteros y los soldados en tierra que están en vehículos blindados en las cercanías:

“Hotel dos-seis, Caballo loco uno-ocho. Tenemos de cinco a seis individuos con AK-47s. Solicitud de permiso para disparar”.

“Entendido. No tenemos personal al este de nuestra posición. Entonces, pueden disparar. Cambio y fuera”.

El helicóptero da varias vueltas alrededor de la zona, con la mira apuntando directo hacia el centro del grupo de aproximadamente ocho hombres. WikiLeaks y su socio en la divulgación de esta noticia, el Servicio Nacional de Radiodifusión Islandés, subtituló el video y agregó flechas señalando a los empleados de Reuters.

Las armas automáticas empiezan a disparar de forma ininterrumpida, y la mayoría de los hombres muere al instante. Noor-Eldeen corre tratando de huir de las balas y la mira lo sigue, disparando incesantemente hasta que cae muerto.

La transmisión de radio continúa: “Bien, tenemos alrededor de ocho individuos”, y luego, “Sí, hicimos que un tipo se arrastrara ahí abajo”.

Chmagh, herido de gravedad, se arrastra alejándose de los otros cuerpos. Otra voz desde el helicóptero, buscando un motivo para disparar, dice: “Vamos, muchacho. Solo tienes que levantar un arma. …Si vemos un arma, vamos a disparar”.

Poco después se detiene una camioneta, y varios hombres, claramente desarmados salen y levantan a Chmagh, aparentemente para llevarlo a un hospital.

Los soldados del helicóptero Apache solicitan y obtienen permiso para “disparar” a la camioneta. Abren fuego, destrozan el frente de la camioneta y matan a los hombres. El arma utilizada en este caso fue una ametralladora de 30 milímetros, que se suele usar para perforar vehículos blindados. Luego de que todas las personas a la vista están aparentemente muertas, comienzan a acercarse al lugar los vehículos blindados estadounidenses. Cuando uno de los tanques pasa por encima del cadáver de Noor-Eldeen, un soldado dice, riendo, desde el helicóptero: “Creo que acaban de pasar por encima de un cuerpo”.

Los soldados de tierra descubren dentro de la camioneta a dos niños, que han sobrevivido milagrosamente. Una voz solicita a través de la radio militar permiso para evacuarlos a un hospital de las fuerzas armadas estadounidenses. Otra voz les ordena que entreguen a los niños heridos a la policía iraquí para que los lleven a una clínica local, lo que significa una demora en la asistencia y un tratamiento menos adecuado.

La investigación de las muertes por parte de las fuerzas armadas de Estados Unidos dejó a los soldados libres de cualquier delito, y los pedidos de Reuters de obtener el video en virtud de la Ley de Libertad de Información fueron negados. A pesar del encubrimiento del Pentágono, el ataque fue brutal y puede haber implicado un crimen de guerra, ya que quienes se disponen a socorrer a los heridos luego de un ataque están protegidos por la Convención de Ginebra. WikiLeaks dijo que obtuvo el video “a través de una serie de informantes militares”. Wikileaks.org, fundado a fines de 2006 como un sitio para que informantes puedan publicar documentos de manera segura, ha sufrido ataques de Estados Unidos y otros gobiernos.

Desde que fue fundado, WikiLeaks reveló muchas noticias y recibió varios premios. La organización y miembros del Parlamento islandés están trabajando juntos para hacer de Islandia un centro mundial del periodismo de investigación, para que se aprueben leyes fuertes de libertad de expresión y protección de la privacidad. Las palabras del legendario periodista I.F. Stone aún tienen vigencia: “Los gobiernos mienten”. Por eso, necesitamos periodistas y trabajadores de los medios valientes, como Namir Noor-Eldeen y Saeed Chmagh, y necesitamos informantes y medios que protejan cuidadosamente la identidad de los informantes que están haciendo públicas sus denuncias a través de ellos para que sean sometidas a escrutinio público.

————————–

Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.